Cargando...
Blogger Draft | Edicion Entradas | Configuración | Diseño | Edición HTML | quickEdit OFF | quickEdit ON

11.10.09

Mientras no sea grave...

0

Eso es lo que se deduce del comunicado de la OMS donde se opone a utilizar la homeopatía como tratamiento de enfermedades infecciosas en las que realmente corres peligro de morir: el sida, la tuberculosis, la malaria, la gripe común (Oscilloccocinum, ¡ahí lo llevas!) y la diarrea infantil. Dicho en román paladino: si tienes una enfermedad grave no eches mano de los anisetes homeopáticos, cuyo valor científico es el mismo que los sortilegios de los hechiceros, el agua de Lourdes o la pulsera de la que hablaba la semana pasada.

Mientras, el ‘lobby’ homeopático, al que poco le importa la evidencia científica, sigue actuando. La Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados ha aprobado recientemente por unanimidad una proposición no de ley que insta al Gobierno a “que adopte las medidas necesarias para que el ejercicio de la homeopatía se realice exclusivamente por licenciados en Medicina y Cirugía”. Por si no ha quedado claro: nuestros políticos y la Organización Médica Colegial (ya oigo el sonido de la caja registradora) reconocen que el azúcar es un medicamento y debe ser administrado por licenciados en medicina y cirugía. Y vendido, es de suponer, en farmacias. Pero recuerda: si tienes una enfermedad que puede hacer que te enfundes el traje de pino más vale que recurras a la mala malísima medicina científica, porque con los anisetes no tienes opción.

Los argumentos utilizados para legalizar una farsa son que así se evita “el oscurantismo y la seudomedicina con la que se suele practicar en otros establecimientos por personas que no son médicos licenciados”. Dicho de otro modo: según la socialista Coello Fernández-Trujillo (médico para más señas) una pseudomedicina lo es, no porque sus fundamentos sean falsos, sino porque no la administra un médico. Parece que para nuestros diputados y la OMC cualquier práctica de hechicería se convierte en un “acto médico” si está en manos de un licenciado en medicina. Lo que me recuerda cierto chiste: ¿Qué diferencia hay entre Dios y un médico? Que Dios no se cree médico.

Enlace original

Viñeta de El Listo

0 comentarios:

COMENTA, QUE ES GRATIS...

Todos los comentarios son responsabilidad de sus autores.
NO insultes a nadie.

 

Comentarios recientes

Ultimas entradas

Ir Arriba